martes, marzo 28, 2006

Olé: ¿A favor o en contra de la violencia?

No queda clara la posición del diario deportivo del Grupo Clarín. Mientras defenestran la actitud del DT de Independiente Julio Falcioni ante la agresión sufrida por su colega de Banfield Carlos "Gatito" Leeb, se divierten armando una tapa con Eber Ludueña, quien declara que el foul de Juan Krupoviesa "No era para Roja", o bien califican de "histórica" la tremenda patada que le metió el defensor tucumano de Boca al volante de River Daniel Montenegro. Yo sé que en este medio lo importante es vender, pero: ¿en qué quedamos Olé? ¿Cuál es tu línea editorial? ¿La que cuestiona la agresión a Leeb o la que festeja la artera patada de Krupoviesa? Si la idea es desdramatizar el fútbol, el tema Leeb bien podría haber sido titulado: "En la kermesse de Avellaneda jugaron a Péguele al Gatito". Otro claro ejemplo de periodismo tribunero.

Se te escapó la tortuga

No les voy a negar que me duele mucho criticar a Maradona. Soy Maradoniano de la primera época y no puedo quitarme esa camiseta aunque sea un defecto en mi profesión. Sin embargo, querido Diego, no puedo obviar unas palabras acerca de tu última desubicación, cuando el viernes pasado a la mañana declaraste que al periodista Jorge Rial le decían "Huevo Duro" porque no podía tener hijos. Sabido es que el conductor de "Intrusos" tiene dos hijas adoptadas porque, según él, "Dios no quiso que tuviera hijos propios". Pero justo vos, Diego Armando Maradona, no sos el más indicado para meterte en un tema tan delicado como son los hijos propios y/o ajenos. Ya sean por amor, por dinero o por Mongo Aurelio, para la sociedad y para la Justicia vos sos padre de, al menos, cuatro hijos: tus amadas Dalma y Gianinna, Diego Armando Junior, hijo de Cristiana Sinagra, y otra pequeña, hija de una mesera de un pub, que no vienen al caso recordar sus nombres. Entonces Diego, si vos tuviste la fortuna de ser fértil pero te negaste a hacerte los análisis de ADN y no reconociste haber engendrado a dos hijos extramatrimoniales, por lo menos tené la delicadeza de no meterte con aquéllos que, por el motivo que sea, no tuvieron la fortuna de poder engendrar hijos propios y decidieron adoptar. Puedo disentir en muchas cuestiones, pero en ésta, estoy con Rial.

Fair play & dirty play (juego limpio y juego sucio)

En una vereda, el entrenador de Independiente, Julio César Falcioni, quien el domingo le preguntó al juez, tapándose la boca para que las cámaras de TV no le lean los labios, si su colega de Banfield, Carlos Leeb, realmente había sido golpeado por un proyectil arrojado desde la platea Roja o si simulaba, en una actitud despreciable desde donde se lo mire, justificando la agresión porque si Leeb no hubiera provocado "le hubieran pegado en la nuca y no en la cara". Enfrente se encuentra César Delgado. El delantero del Cruz Azul mexicano, chocó el sábado con el arquero del Necaxa y el árbitro cobró penal. Pero el Chelito, lejos de sacar ventaja, se levantó enseguida y le dijo al juez que no había habido falta, con lo cual la sanción no fue convalidada. Parece mentira que haya que resaltar cuestiones tan sanas como las del ex jugador de Rosario Central, pero la realidad es que la trampa está instaurada en el fútbol, aunque últimamente pequeños destellos de buena fe nos iluminan el camino y nos permiten soñar con un deporte más sano y menos ventajero. Me olvidaba un detalle: además de avisarle al juez que no había sufrido penal, el Chelito marcó dos goles y su equipo ganó 3 a 1.

lunes, marzo 20, 2006

Sánchez, sí te enganches

Espectacular la reacción del árbitro Angel Sánchez al término del primer tiempo entre River y Olimpo. El defensor Jorge Martínez se quejaba de algunas decisiones del juez ante un periodista que lo entrevistaba en el medio de la cancha, cuando el hombre de negro entró en acción y, literalmente, lo mandó a freir churros en cámara. "Martínez, no se queje del arbitraje y marque mejor porque lo desbordan todos". Sin dudas, una de las mejores frases del año.

miércoles, marzo 15, 2006

Vote Ibarra

Parece mentira que en la Selección Argentina jueguen o hayan jugado de "4" defensores no habituados a ese puesto, como Coloccini, Samuel, Quiroga, Heinze, Demichelis, Milito o algún otro, mientras en Boca Juniors existe un "4" hecho y derecho. Estamos hablando de Hugo Benjamín Ibarra, 31 años, multicampeón con Boca, experiencia europea en el Porto de Portugal y en el Mónaco francés (subcampeón de la Champions League en 2003). Para que quede más claro, Ibarra es el "Sorín" del bando derecho. Tiene proyección, pegada, la edad justa, finales ganadas, humildad y, además de todo eso, un presente estupendo. Intentará el técnico José Pekerman probar como "4" a un "4" o seguirá haciendo experimentos en la zona más floja de la Selección Argentina?

martes, marzo 14, 2006

Abuelo Kaiser

Muy buena la edición de marzo de la revista El Gráfico, donde se destaca una entrevista del colega Diego Borinsky a Daniel Passarella, actual DT de River Plate, y una del amigo Nacho Levy al Lobo Carlos Cordone, que acaba de volver al fútbol en Argentino de Merlo, luego de dos años de suspensión por su segundo doping positivo.

Innecesario

Primer lunes desde que existe "Dame Pelota" y primer análisis de los títulos deportivos de los medios. Luego de vencer a Quilmes 3 a 1, Boca Juniors alcanzó la cima del Torneo Clausura 2006, y en dos semanas enfrenta a River en la Bombonera. La pregunta que queda flotando es: ¿Hacía falta que el diario Olé titule como título principal: "Gallina esperanos un poquito más..."? Ese título genera violencia, baja al papel un grito de guerra de los inadaptados antihinchas, que suelen ser llamados barrabravas y que, por total falta de voluntad de los dirigentes, no son erradicados de las canchas. Este es un claro ejemplo de lo que decíamos en el comentario de este blog, acerca de los periodistas-hinchas, donde lamentablemente (para ellos) el Olé va a aparecer seguido, porque son ejemplos de mal periodismo, o periodismo tribunero innecesario.

viernes, marzo 10, 2006

"La culpa no es del Pato...

...sino del que le da de comer", reza el refrán, aunque con otro animal. Genera impotencia ver como aquéllos medios que hace poco más de dos años presionaba a la opinión pública para instalar la afirmación de que "Abbondanzieri tiene que ser el arquero de la Selección", ahora metan la misma presión para ponerlo en duda. Es cierto que el arquero de Boca jamás alcanzó el nivel que lo llevó a alzar la Copa Intercontinental 2003, entre tantos logros que consiguió en su club. Pero también es cierto que es injusto desestabilizarlo. Es claro que ni antes era el mejor arquero del país, ni ahora es el peor. Porque en definitiva, y está demostrado a lo largo de la historia, el puesto del arquero no define mundiales. Ha salido campeón mundial el cuarentón italiano Dino Zoff en 1982. También Nery Pumpido en 1986, que no sabía salir en los centros. Casi lo logra Sergio Goycochea, que lo único que paraba eran penales. Y el Napoli de Maradona en el ´86 tenía a un flojísimo guardameta apellidado Garella... Entonces no nos empaquemos en decir "Abbondanzieri no puede atajar en la selección" a menos de tres meses del Mundial, cuando hace dos años lo pedía medio país, como consecuencia de la presión que ejercieron los medios en su momento, para aumentar el negocio teniendo en el arco del equipo nacional al 1 del club más popular del país.

jueves, marzo 09, 2006

Vil metal

Con este post comienzo a responder las preguntas que dejé flotando en la descripción de este blog. Anoche, River perdía con justicia y como local ante el El Nacional de Ecuador por 3 a 1 y sólo el arquero Germán Lux era el responsable de que la goleada en contra no sea histórica. Sin embargo, un cabezazo de Jonathan Santana pegó en el travesaño, picó claramente afuera del arco, pero el árbitro colombiano Oscar Ruiz igual cobró gol, a instancias del juez de línea Carlos Betancourt, que enseguida corrió para el medio de la cancha y, según sus declaraciones, vio que la pelota "picó adentro". Esto posibilitó la remontada del Millo, que terminó ganando 4 a 3. Pero, ¿fue el de ayer sólo un error humano? En parte puede ser posible, pero también hay que destacar que si River se queda afuera de la Copa Libertadores en la primera ronda, son muchos los que se pierden de ganar una importante suma de dinero (además, claro está, del propio club). Entre ellos, el canal Fox Sports, dueño de los derechos de televisación de este torneo. No es lo mismo que en Octavos de final juegue El Nacional a que juegue River, que ayer hubiera perdido su segundo partido en dos jugados, y hubiera complicado sus chances. ¿Cómo se eliminan estas cuestiones que nos llevan a pensar que al fútbol lo mueve el poder del dinero de los medios? Suprimiendo la mayor cantidad de dudas posibles, por ejemplo utilizando cámaras o sensores (como los que se usan en tenis, por ejemplo) en la líneas de los arcos. Pero la FIFA se niega a implementar estos cambios. ¿Por qué? ¿Para ocultar algo o por algún otro motivo?

miércoles, marzo 08, 2006

Messi Mouse

El juvenil Lionel Messi se rompió cinco centímetros del bíceps de la pierna derecha, en lo que se convirtió en la segunda lesión de este tipo que sufre en el último mes. El 5 de febrero, ante el Atlético de Madrid, sufrió una elongación muscular, curiosamente en la misma zona. Los médicos aún no determinaron por qué, siendo tan joven, se "rompe" tan seguido. Sin embargo, habría que analizar la posibilidad de que el cuerpo de Messi esté empezando a "pasar factura" por todo lo que le hicieron en el Barcelona para hacerle ganar altura y peso a "ese chiquito flaquito" que llegó de Newell´s hace un puñado de años. Porque vale la pena aclarar que Messi es, con todo respeto, una "rata de laboratorio" del Barsa.

¿Y ahora quién podrá defendernos?

Parece increíble, pero parecería que el futuro de la Selección Argentina está en los pies del pibe Messi, con quien muchos medios están cometiendo los mismos errores que hicieron con Maradona en sus comienzos, con esto de endiosarlo más allá de las canchas. Se confirmó que la lesión que sufrió ayer el Chapulín Colorado y Azul es una rotura fibrilar de cinco centímetros en el bíceps de su pierna derecha y estará aproximadamente cuatro semanas sin jugar.

martes, marzo 07, 2006

¿Quién marca?

Armando un rejunte de los jugadores que piden los periodistas en sus respectivos medios, la Argentina debería salir a enfrentar a Costa de Marfil, en su debut mundialista, con los siguientes once: Bilos; Ibarra, Gago y Mascherano; Castromán, Agüero, Palacio y Riquelme; Tevez, Messi y Crespo.