martes, abril 25, 2006

Todos somos árbitros

Es increíble la cantidad de gente que opina fecha tras fecha acerca de los arbitrajes, quejándose porque el juez de línea (hasta donde yo sé, tan humano como todos nosotros) no cobra un offside de 0.20 centímetros que marca el nefasto Telebeam, que nada sabe de tomar decisiones en milésimas de segundos. Es el día de hoy que me pregunto para qué sirve ese tipo de tecnología que sólo manda en cana al que se equivoca, varias horas después de acontecidos los hechos. Puntualmente me quiero detener en la polémica que hubo en el final de Vélez-Boca: Pudieron haber pasado diversas situaciones, con diversos desenlaces. A saber: 1) Primer tiro libre de Díaz. El árbitro anula la jugada mientras el Cata corre hacia la pelota quien igual patea y marca un golazo. El gol de anula. El beneficiado es Vélez. 2) Sucede todo igual a lo que pasó en la realidad, pero la segunda jugada del tiro libre no termina en gol. El partido termina 2 a 2. El beneficiado es Vélez. 3) Los jugadores de Vélez se niegan a que Boca patee nuevamente el tiro libre y exigiendo un pique. El beneficiado es Vélez. Sin embargo, ocurrió todo de la peor manera posible para el pobre Pezzotta y para Vélez. El juez frenó un tiro libre con el jugador ya embalado para pegarle. Ese disparo no fue gol y, cuando se ejecutó de nuevo, sí terminó en la red de Vélez, que comenzaron a reclamar recién ahí. Tristes los comentarios de algunos jugadores y del técnico del equipo local intentando justificar la reacción de los hinchas y la agresión al juez de línea Rebollo. En el caso de que todo haya sido un error humano, ¿sigue siendo justificable la reacción de 30 tarados que casi le sacan un ojo al juez de línea? Con respecto al segundo gol, tal vez hubiera sido lo correcto que Silvestre no esté en le campo de juego. Sin embargo, en una de esas algún otro jugador de Boca marcaba el gol de cabeza también. ¿O acaso alguien se hubiera quejado si el cabezazo de Silvestre no terminaba en gol? Queda claro que Vélez llora o reclama ante el hecho consumado. Si supieran el reglamento de memoria, le hubieran advertido a Pezzotta que Silvestre debía salir antes de que marque el gol, y deberían haber impedido que el Cata Díaz ejecutara el tiro libre de nuevo, antes de que esa jugada termine en el 3 a 2. En todo caso, el pasado domingo el árbitro Sergio Pezzotta hizo, sin quererlo, justicia en ese arco polémico donde hace casi 10 años a Vélez le cobraron un gol inexistente ante Boca, que se convirtió en el 1 a 1 y descontroló a todo el equipo de Bilardo, lo que generó varias expulsiones por parte de Javier Castrilli (Maradona entre ellos) y un inolvidable 5 a 1 con dos goles del paraguayo José Luis Chilavert. Tal como sucede en la sociedad, la Justicia tarda, pero llega. Para aclarar más este tema, los invito a leer la opinión de Javier Castrilli sobre los hechos.

5 Comments:

At 4/25/2006 11:55:00 a. m., Anonymous natalia said...

Una cosa es ser humano y equivocarse,todos lo hacemos cientos de veces al día y es irreprochable...Otra cosa es que te regalen un penal por ser River,Boca o Arsenal, que es reprochable pero es cosa sabida en este mundo donde manda el billete...pero ser árbitro de primera división Y NO SABERSE EL REGLAMENTO es una vergüenza...

 
At 4/26/2006 11:10:00 a. m., Anonymous saracinotto said...

Después de leer el post me queda una pregunta medio retórica dando vueltas: ¿puede pensarse entonces que los árbitros son al poder futbolístico lo que la policía al poder político y económico?
Es decir, están para que ningún hecho transgreda lo que está explícito en el reglamento, para imponer orden. Sin embargo se equivocan, y mucho. Cometen injusticias mucho más a menudo de lo que deberían.
Suponiendo que son errores que surgen de la vorágine de la jugada, es decir "humanos", a esta altura del partido (valga la redundancia), es sabido que hay infinita cantidad de tecnologías para corregirlos. Con todo, el poder del fútbol se niega a aplicarlas. Y la no aplicación de éstas, ¡oh casualidad!, siempre favorecen a los clubes grandes.
Sin ir más lejos, la misma pareja de árbitros cuestionada ahora, fue la que también dirigió el partido de ida entre Boca y Vélez, y ¡oh casualidad!, los árbitros ya no se eligen más mediante sorteo, sino a dedo. Por lo tanto, al menos tenemos que hablar de desprolijidad en los procedimientos.
Como si todo fuera poco, el presidente de la Escuela de Árbitros, Abel Gnecco, no sólo no paró a Pezzotta, sino que ni siquiera admitió que hubo un error por parte del árbitro en la aplicación del reglamento.
Algo huele mal, y suponiendo que los errores de los árbitros son inocentes, lamentablemente los hombres de negro son la carne de cañón de un poder que siempre perjudica a los más débiles.
¡Por lo menos, así lo veo yo!

 
At 4/26/2006 01:54:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Me parece poco feliz realizar comentarios con la lógica de lo que podría haber pasado si...., porque podríamos caer en situaciones ridículas. (Ej. Basile estaba borracho, le pegó al alcanza pelotas, se suspendió el partido. Beneficiado Velez y el del bar). Se trata de analizar desde la lógica, lo que pasó. Sin duda que es necesario tener en cuenta las circunstancias, la rapidez en tomar las decisiones, la interpretación famosa de la "intención" y todo lo que nos tienen acostumbrados los explicadores profesionales. Pero lo de Pezzota del domingo no tiene ninguna de estas características, porque la ley que regula este deporte dice, jugador que debe ser asistido SALE!, interrupción del juego por causas ajenas al mismo se reinicia con PIQUE!, es decir que este señor JUEZ se equivoca en algo que teóricamente debe saber, letra viva del reglamento, y para lo cual fue preparado. Por lo tanto decir es humano, se equivocó es de un simplismo y liviandad que podría ser usado para el alcanza pelotas , pero no para alguien que imparte justicia.Si no sabe el reglamento que se dedique a otra cosa.Por otra parte, es una verdadera alegría que este señor sea juez de futbol, se imaginan si fuera juez penal y le toca juzgar a nuestros hijos. Por último yo de futbol sé muy poco, tengo mala memoria,y como buen argentino creo en las teorías conspirativas: este árbitro es el mismo que dirigió el último Boca River?, es el mismo que el año pasado Sessa lo tomó por el cuello? . Saludos a Castrili y a Gñeco.

 
At 4/29/2006 01:33:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Bueno, generalmente coincido con algunos de los comentarios publicados aquí. Pero esta vez, me parece que la objetividad (existe?) no está al alcance del lector. Gente, lo de Pezzotta fue lamentable: el tiro libre se corto MUCHO despues de ejecutado, nada de "el jugador en carrera". No digo que haya favorecido a Boca a propósito, pero evidentemente lo hizo por desconocimiento u omisión del reglamento. A sacarse la careta... por lo menos así lo veo yo.

 
At 6/29/2006 09:21:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

En el caso del 5 a 1, la pólémica fue solo 1 (resultado: igual ganaba Vélez aunque lo hubieran anulado...). En cuanto a Pezzotta, quedó confirmado y evidenciado (las pruebas son el video del partido) que es un LADRON, y que no qiene huevos para contradecir las órdenes de la AFA... Y en cuanto a los "30 tarados" que hicieron quilombo, la verdad es que debían ser cagones, porque tendrían que haberle partido la cabeza al línea, y mandado al hospital a Pezzotta, para que gastara en medicamentos e internación la coima que recibió por favorecer a Boca (como siempre, se favorece siempre a los mismos, que cuando no pueden por sus propios medios, son ayudados: conclusión: así gana cualquiera!!!). Y habiendo dicho esto, voy cerrando la web porque dentro de 1 horita salgo de viaje por tres meses, en los que ni pienso conectarme...
P.D.: ya pasó tiempo desde el atraco, y pasarán años, y quedará en la memoria el ROBO sufrido en Liniers, cuyo autor fue la AFA y los miembros de la banda... un minuto de silencio para el fútbol que está muerto (fue asesinado por Grondona y sus secuaces...) FIN, adiós, y sean felices igual que yo... la vida es para disfrutarla... bye bye

 

Publicar un comentario

<< Home