lunes, mayo 08, 2006

Buen amigo, mal compañero

Juan Román Riquelme viajó a Buenos Aires para acompañar a su amigo Marcelo Delgado, quien sufrió la pérdida de su padre este domingo por la mañana. Por esta inesperada situación, Román no pudo participar de la reunión que armó José Pekerman en Europa con 16 preseleccionados para el Mundial 2006. Hasta ahí todo bien, salvo por el detalle de que una fuente muy confiable, que suele comentar los partidos de Primera por un canal de cable, tiró el dato de que el volante del Villarreal aprovechó lo del Chelo para desairar a Pekerman, ofendido por la no convocatoria a esta reunión de Pablo Aimar y de Diego Placente, dos jugadores que le habría pedido al DT porque son dos de sus amigos. Queda un mes para el Mundial y en la Selección hay más caciques que indios. Y pensar que algunos dicen que a Verón no lo convocan por conflictivo...

3 Comments:

At 5/08/2006 10:14:00 p. m., Blogger jose said...

Cierto lo de la abundancia de caciques. Me parece que el principal motivo de eso es el poco carácter que transmite José, a quien banco como loco, pero a veces parece medio dormido

 
At 5/09/2006 01:23:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Con estas actitudes, Riquelme ¿se convertirá en el Verón de este Mun dial?

 
At 5/11/2006 02:15:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Ya lo dije , un hombre que erra un penalen el último minuto de un partido trascendente, es un pecho frío. Este muchacho funciona con otra lógica distinta, que nos cuesta entender, es así! Lo tendremos que sufrir en el mundial. Por lo menos algo bueno tiene, es amigo de AIMAR, ese sí que juega, imaginensé si fuera amigo de Palermo y lo lleva de vuelta a la selección y en un partido nos dan tres penales y los erra los tres. Eso sí que sería una desgracia! Con respecto a los caciques, no se preocupen, a Ayala no lo pudieron suplantar y si Abondanzzieri colabora los van a ubicar a todos!

 

Publicar un comentario

<< Home