viernes, mayo 05, 2006

Pacaembúnazo

Antes que nada, no quiero ser hipócrita. Soy hincha de Boca y yo quería que River perdiera contra el Corinthians por dos motivos: porque es River y por Carlitos Tevez. Sin embargo, mi profesión me da la posibilidad de quitarme la camiseta y opinar lo más objetivamente posible. Después del partido de ida en el Monumental (lamento no haber escrito esto en su momento) quedé sorprendido con la lamentable exposición futbolera que presentó el ¿temible? Corinthians, gran candidato gran y poblado de ¿estrellas?. Lo que exhibió el club brasileño en el 2-3 de la semana pasada fue ser un equipo carente de ideas, completamente Tevezdependiente y pobrísimo a nivel defensivo. Tras esto, me sorprendió más aún ver como el Brasil ya celebraban no sólo la clasificación, sino casi casi querían alzar la Copa ayer mismo, y me acordé de dos hechos similares (salvando las distancias, claro está): El inolvidable Maracanazo de Uruguay en 1950, cuando la Celeste le tapó la boca a todo un país, y la Libertadores 2000 que alzó Boca ante el Palmeiras, otro que, como el Timao ante River, celebró por anticipado luego de igualar 2 a 2 en la Bombonera la final de ida). River anoche dio una clase de fútbol y eso me pone contento por varios motivos: me gusta el buen fútbol, me gusta cuando los equipos argentinos salen a ganar afuera del país (¿quién dijo que perder 1 a 0 de visitante es un buen resultado?, me gusta que le haya pintado la cara a un equipo brasileño en su casa, me gusta ver qué mal perdedores son los brasileños cuando no les toca ganar y me gusta que le vaya bien a Daniel Passarella, un tipo al que considero un enorme profesional y que me hubiera encantado que sea un símbolo de Boca. Aguante River, y también aguante Vélez y Estudiantes. Tres de los ocho mejores equipos de América son argentinos. Y eso no es poco.

4 Comments:

At 5/05/2006 12:53:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Y si, yo yambién prendí la tele para ver los goles de Tevez, y me quedé con las ganas.
Pero hay que reconocer que salieron a jugar en Brasil como no lo hicieron nunca.
Lo cual hace que tenga cada vez mas ganas de que pierdan.
(y no le digan a nadie, pero tengo cada vez mas miedo de que salgan campeones...)
Carlos

 
At 5/05/2006 03:22:00 p. m., Blogger Pablo Lisotto said...

A mí me gusta mucho Vélez. Tiene una parada difícil en México, así que en dos semanas hablamos, pero Castromán y compañía juegan de memoria.
River tiene una enorme ventaja si pasa a semifinales: como la Libertadores se suspende hasta después del Mundial, recupera muchos "soldados" que ahora están lesionados.
Saludos!

 
At 5/05/2006 10:08:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

No entiendo...

Primero decis que querias que pierda River y al final decis que te gusta ver a un equipo argentino asi asa, la verdad no entiendo querias que pierda pero despues cuando gano te emociono???
QUIZAS SIN PENSARLO TE HICISTE DE RIVER

 
At 5/09/2006 09:19:00 a. m., Blogger Pablo Lisotto said...

Jajajaja.
Es probable que no haya sido claro porque ni yo entendí lo que me pasó la otra semana.
Intentaré explicarlo de nuevo: Yo quería que River pierda, pero viendo como jugó el Corinthians y dándome cuenta de que era un invento fabricado por el extraño dueño del club brasilero, me di vuelta como Borocotó y quería verlos derrotados. Me encanta que los poderosos muerdan el polvo de la derrota. Y si encima los que pierden son brasileños y los que ganan son argentinos, mejor.
Olvidate. A esta altura de mi vida no cambio de club ni en pedo, y menos después de salir campeón 14 veces en 9 años.
Un abrazo

 

Publicar un comentario

<< Home