lunes, julio 31, 2006

¡Flor de equipito!

Abriendo un poco las fronteras, es muy grato leer que el Zaragoza de España contrató al genial Pablo Aimar, relegado en los últimos tiempos al banco de los suplentes del Valencia. El equipo de los hermanos Diego y Gabriel Milito, y del también argentino Leandro Ponzio, sumó a otra joyita de la cantera riverplatense: Andrés D´Alessandro, que era titular indiscutible de la selección de Bielsa y que, tras el arribo de Pekerman, lo borraron de un plumazo. ¿Los motivos? Para José, basado en un estudio psicológico, el creador de "la Boba" es nocivo para el grupo. Ahora es el momento para que el Cai y el Cabezón hagan memoria juntos y se acuerden de volver a jugar a lo grande. Será bueno para el Zaragoza, y también para la Selección Argentina.