domingo, julio 09, 2006

Pecho caliente

Si algún apostador predijo que Zinedine Zidane iba a ser expulsado del partido final entre Francia e Italia, no sólo se habrá hecho millonario, sino que ademáshabría que darle una plaqueta y empezar a tomar sus próximas predicciones más en serio.

Es casi imposible explicar cómo fue que Zizou haya reaccionado como lo hizo, en una final del mundo, y en lo que fue su último partido como futbolista profesional.

Seguramente, el sucio Materazzi (aquel que le abrió la ceja a Sorín en el Inter-Villarreal de la Champions League), le habrá dicho algo muy feo al Zidane para que reaccione así.

La acción de Zizou es injustificable, pero les juro que daría plata por saber qué fue lo que le dijo el defensa italiano al volante francés, para que éste vuelva sobre sus pasos y le aplique semejante cabezazo al pecho, ante la vista de medio estadio.

Justo el francés, que venía realizando hasta ese instante un muy buen partido, se perfilaba como la figura de un mundial escaso de figuras destacadas y quehabía convertido el gol de su equipo, ejecutando de manera magistral un penal, casi al comienzo del partido, y que había tenido en su cabeza la gran chance del 2-1, evitado de manera perfecta por el arquero italiano Buffon.

Eso sí. En su último partido profesional, Zidane demostró que, a pesar de ser para algunos un "pecho frío", tener un balde de agua fría en lacabeza, manejar los tiempos y tener esos extraños ojos similares a los de una víbora, tiene sangre bien caliente.

1 Comments:

At 7/10/2006 11:38:00 a. m., Anonymous Anónimo said...

No se engañen, Zidane es un futbolista de lujo, pero su comportamiento dentro de una cancha siempre distó de ser el más leal.

 

Publicar un comentario

<< Home