martes, septiembre 26, 2006

¿Boca llega a fin de año?

Luego de un año en el cual, además de ganar todo, entrenó muy poco en comparación con la era Bianchi, por citar un caso, y donde jamás realizó dobles turnos de entrenamiento, el plantel auriazul debe acostumbrarse al estilo La Volpe. El ex entrenador de la selección mexicana está más cerca del trabajo bianchinesco que de la "haraganería" basiliana, lo cual puede repercutir peligrosamente en el estado físico de los futbolistas y en el rendimiento del equipo. Considero arriesgado lo que Ricardo La Volpe practica en medio del torneo, intentando imponer su ritmo a un plantel que, así como se acostumbró a ganar, se desacostumbró a trabajar duro en la semana. Lo que está haciendo el campeón del mundo de 1978 debería ponerlo en práctica en enero, durante la pretemporada. Las consecuencias son dos: o el plantel se adapta y Boca se convierte, ahora sí, en invencible tanto futbolística como físicamente, pasando por arriba a sus rivales con 90 minutos a todo trapo y sin pausa, o "sufre" el sistema Basile y el cuerpo de cada jugador comienza a facturar por pasar tan rápidamente de entrenar al trotecito a entrenar en serio. Guillermo Marino es el primer lesionado de la era La Volpe (desgarro, tres fechas inactivo). Con el tiempo veremos si es un caso aislado o si es el que inicia una larga lista de lesionados xeneizes...

1 Comments:

At 9/28/2006 05:16:00 p. m., Blogger Esferico Balon said...

Creo que a pesar del desgaste fisico que pueda tener, a Boca le va a sobrar para ser tricampeon, principalmente por el flojo nivel del resto

 

Publicar un comentario

<< Home